Traemos hoy presentamos el trabajo de Oleg Dou, un fotógrafo Ruso y editor que nos transporta con sus retratos hasta el límite de la realidad, donde lo bello y lo repulsivo se confunden y donde la piel y el plástico se fusionan en un sinfín de personajes imposibles.

Dou es un tipo meticuloso. Realiza castings para encontrar los rostros que busca, los retrata en cortas sesiones fotográficas y luego pasa semanas, e incluso meses, moldeando esos rostros con la edición gráfica hasta que consigue darles una nueva identidad. Según dice el propio Dou, en sus retratos intenta buscar la pureza del ser humano.

Cerrar menú